profesionales de las calderas en valencia

La modulación en las calderas

Gracias a nuestro mantenimiento de calderas podemos afirmar que las calderas de gas tienen mucha información que debes saber y es que cada día son más las tecnologías que aparecen de forma llamativas y mejoran el funcionamiento de los aparatos.

¿Qué Es Una Modulación En Las Calderas?

Si te estás preguntando para que sirve este dispositivo, te vamos a dar la mejor y más sencilla explicación sobre esta tecnología. Lo primero que tienes que tener claro es que este tipo de método mejora la función de la caldera de gas.

Esto quiere decir, que es capaz de encender el aparato, logrando que el mismo se ponga en marcha hasta un 100% de la potencia, haciendo que sea mucho más efectivos en tu vivienda u oficina con la mejor temperatura.

En el preciso momento en que se detecta la temperatura que se desea, el aparato se apaga solo y por completo, hasta el momento en que el calor baja a un punto estimado el aparato se vuelve a prender.

Cuando enciende lo hace a su máxima velocidad, esto hace que puedas ahorrar mucho y sobre todo que alarga su vida útil porque no estará prendido todo el tiempo solo cuando realmente lo necesitas.

Así Es La Modulación En Las Calderas De Gas

Con el uso de la modulación, las calderas de gas pueden adaptarse fácilmente a su ritmo con respecto a las circunstancias de cada momento. Ya sea por un ventilador o por otro sistema es lo que hace que la caldera no tenga rendimiento.

De esta manera, cuando se acerque a un nivel de calor deseado, va a reducir su uso y mejorar el rendimiento, sin que sea necesario apagar el artefacto. De allí que el consumo de gas va a disminuir lo que reducirá costos.

No solo se trata de gastar menos sino que gozarás de una temperatura de manera constante. Si en dado momento quieres comprar las calderas  modulantes, ya tienes las nociones básicas acerca de ella.

Si quieres saber más puedes contactar a nuestros expertos que estarán gustosos de responder todas las dudas que puedas tener.

Los beneficios de programar el mantenimiento regular de su caldera

La durabilidad de las calderas es algo que la mayoría de los electrodomésticos deberían envidiar. Las calderas pueden durar muchos años sin encontrar serias dificultades o perder su efectividad para llevar una calefacción uniforme y acogedora a toda una casa. Debido a que las calderas tienen pocas partes mecánicas, no se desgastan tan rápido como otros sistemas de calefacción del hogar.

Sin embargo, las calderas todavía necesitan un mantenimiento regular: es clave para asegurarse de que están a la altura de su reputación de longevidad. Si usted tiene una caldera debe asegurarse de que también se ocupe de sus necesidades con un mantenimiento preventivo regular.

En su forma más básica, el mantenimiento sirve para reducir el estrés que sufre un sistema de calefacción durante su funcionamiento normal. Una caldera puede comenzar a desarrollar corrosión y conexiones sueltas si no recibe mantenimiento de rutina; este tipo de problemas pueden llevar a que la caldera falle muchos años antes de la vida útil esperada de su fabricante.

Aquí es donde entra en juego la parte “preventiva” del “mantenimiento preventivo“. Un técnico que revise la caldera durante una visita de mantenimiento sabrá dónde buscar para detectar posibles problemas antes de que se produzca una avería. Para reducir las reparaciones futuras, comprobamos la eficiencia del sistema y la eficiencia de ventilación de la caldera con un analizador de combustión. A menudo las chimeneas se degradan de adentro hacia afuera. Si la ventilación se restringe, la caldera no se quemará eficientemente y puede convertirse en un peligro para la salud porque la caldera se puede tapar con hollín y óxido. Al realizar el mantenimiento anual, podemos prevenir muchos problemas.

Si una caldera no recibe ajustes regulares para mantener todas sus partes funcionando al nivel máximo, la caldera puede empezar a utilizar la energía de manera ineficiente, lo que puede dar lugar a un menor rendimiento y a un aumento de las facturas de energía. Mantener el área del quemador limpia, detener las fugas, reparar los elementos de calefacción rotos y reemplazar las partes corroídas se asegurará de que su caldera esté haciendo su mejor trabajo todo el tiempo.

El mantenimiento de las calderas suele ser sencillo, más que el de los hornos o las bombas de calor; en la mayoría de los sistemas es muy rápido. Le recomendamos que haga una revisión de mantenimiento de su caldera al menos una vez al año.